PRONUNCIAMIENTO SOBRE EL PROCESO PARA DESIGNAR A MIEMBROS DE LA JUNTA NACIONAL DE JUSTICIA

Escrito por spdi 27-05-2019 en Pronunciamiento. Comentarios (0)

SOCIEDAD PERUANA DE DERECHO INTERNACIONAL

PRONUNCIAMIENTO SOBRE EL PROCESO PARA DESIGNAR A MIEMBROS DE LA JUNTA NACIONAL DE JUSTICIA

Error e imprecisión en la Prueba de Conocimientos para designar a los miembros de la Junta Nacional de Justicia

La Sociedad Peruana de Derecho Internacional (SPDI) por mandato de sus estatutos tiene como uno de sus objetivos el “…discutir las cuestiones de Derecho Internacional […]esforzándose en resolverlos de acuerdo con los principios generales universalmente aceptados[…]”. Asimismo, subraya su carácter de institución de promoción intelectual especializada en los asuntos del derecho y de las relaciones internacionales ajena a cualquier filiación partidista.

Dentro de ese marco, la SPDI ha tomado nota, con preocupación, del contenido y posibles respuestas de una de las preguntas contenidas en la prueba de conocimientos a que fueron sometidos los candidatos a integrar la naciente Junta Nacional de Justicia, pregunta que está referida a un tema de nuestra especialidad institucional.  En este contexto y honrando nuestro compromiso cívico y al bien ganado reconocimiento que nuestra institución ha ido conquistando tanto internamente como internacionalmente a lo largo de más de una centuria, creemos necesario pronunciarnos públicamente sobre dicha pregunta y sobre las opciones de respuestas ofrecidas a los candidatos sometidos a tal prueba.

TEXTO COMPLETO DE LA PREGUNTA DE LA PRUEBA DE CONOCIMIENTOS:

El meollo de nuestra preocupación radica en que la pregunta en cuestión fue:

“En cuanto al control de convencionalidad  dentro del marco del Sistema Interamericano de Protección de Derechos Humanos, no existe acuerdo en la doctrina para considerar como parámetro de control a:

C. La Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre.

D. Las opiniones consultivas de la Corte Interamericana de Derechos Humanos”.

Sobre el particular, creemos necesario observar que la mencionada pregunta carece de pertinencia a la luz del perfil requerido para ocupar el cargo de Miembro de la Junta Nacional de Justicia. Y, sobre la cuestión de fondo, observamos que la respuesta señalada como correcta por la Comisión de Selección, la “C.”, resulta equívoca por cuanto la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre no tiene la naturaleza jurídica de una convención o tratado, sin perjuicio que se le reconozca determinado nivel de obligatoriedad internacional, de modo que mal podría estar sujeta a un mecanismo de control que, por su propia denominación y por su naturaleza, corresponde exclusivamente a convenciones o tratados y no a declaraciones.

De otro lado, estimamos que una eventual discusión sobre la consideración de la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre como uno de los instrumentos pasibles de control de convencionalidad resulta además fútil, pues todos los derechos por ella reconocidos han sido incorporados y desarrollados con mayor precisión por los tratados regionales sobre derechos humanos, cuya naturaleza vinculante y obligatoria está fuera de cualquier cuestionamiento. 

En tal orden de ideas, consideramos -de acuerdo a nuestro mejor criterio especializado- que la referida pregunta admite como respuesta válida a la opción “D.”, es decir “las opiniones consultivas de la Corte Interamericana de Derechos Humanos” -pues, aunque su naturaleza jurídica es distinta de las normas contenidas en un tratado- constituyen una fuente jurisprudencial tenida como obligatoria por la inmensa mayoría de los más destacados internacionalistas.

A la luz del fracaso, por inaplicable, del proceso de la prueba de conocimientos elaborada por la Comisión seleccionadora de candidatos para ser miembros de la Junta Nacional de Justicia, creemos de nuestra obligación –en armonía con los justos reclamos de la ciudadanía-  aportar nuestro punto de vista para contribuir a prevenir la repetición de yerros que dañan los esfuerzos de desarrollo institucional que el Perú viene realizando y que la ciudadanía reclama.

Lima, mayo 24 de 2019

Sociedad Peruana de Derecho Internacional