Blog de la Sociedad Peruana de Derecho Internacional - SPDI

Blog Institucional

Noticias y artículos institucionales

Convenio Interinstitucional entre la SPDI y la UTP

Escrito por spdi 26-04-2019 en Convenio. Comentarios (0)

Con el objetivo de unir esfuerzos para realizar actividades académicas conjuntas en favor de la comunidad académica nacional e internacional, la Sociedad Peruana de Derecho Internacional (SPDI) y la Universidad Tecnológica del Perú (UTP), celebraron un Convenio de Cooperación Interinstitucional.

El Convenio fue firmado por el Presidente de la SPDI, Embajador Oscar Maúrtua de Romaña, y el Decano de la Facultad de Derecho y Ciencias Humanas de la UTO, doctor José Luis Diez Canseco. 

Lima, 24 de abril de 2019.




Artículo de opinión del Dr. Roberto MacLean Ugarteche: La justicia o evolución del instinto de conservación...

Escrito por spdi 10-04-2019 en Justicia. Comentarios (0)

<br>



LA JUSTICIA O EVOLUCION DEL INSTINTO DE CONSERVACION, REORGANIZACION EN LAS COMUNIDADES DE LAS PRIMERAS CIVILIZACIONES

Roberto MacLean Ugateche *

"Juro al prestar este testimonio personal decir la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad, en mi calidad de abogado, magistrado judicial cesante, jurista y aprendiz de brujo, pero serio, informado y responsable". U.N.M.S.M., 1° de abril de 2019.


(PRIMER TIEMPO)

Estas palabras de alegría para empezar el artículo son leídas por los lectores después de haber mirado bien, visto mejor y percibido a través de los ojos por el sentido de la vista (uno de los cinco sentidos de la especie humana) por el que tienen acceso a la realidad que los rodea, en este caso mediante el testimonio de uno de los autores sobre el contexto que lo rodeó, ilustrado por imágenes o pinturas que la coautora del libro publicó (precisamente sobre el mismo tema). Pero los ojos de los individuos en la especie humana, a la que ambos autores y todos los lectores pertenecen, -a diferencia de los de la mayoría de los pájaros que cubren 360°- sólo
pueden cubrir con su mirada una amplitud total de 180°, pero no pueden ver nada, ni siquiera estas palabras que no son sino combinaciones de letras que (en el idioma español) no son más de 27: De la A o a, (que es la primera) a la Z o z. (que es la última, para formar 80 mil palabras y 70 mil términos. Con ellas el lector las pueda ir leyendo, y conforme progresa en la lectura el nervio óptico las va trasladando de los ojos del lector al lóbulo frontal (que es la mesa de partes del cerebro) para que reconozca si las letras son signos que trasmiten un mensaje o garabatos que otro ser humano que ha ido dibujando mientras espera una llamada por teléfono o que le sirvan una taza de café. El lóbulo frontal confirma que lo que ha recibido del nervio óptico son letras y no garabatos; y las remite al lóbulo parietal que administra el archivo del cerebro para que las asocie por contrastes y comparaciones con otros signos semejantes que tiene registrados, no sólo en idioma español sino también en inglés y francés o chino, sobre los temas: Justicia, Instinto de Conservación y Evolución. Y finalmente las remite al lóbulo occipital donde están grabadas las imágenes físicas que guarda cada individuo en la memoria, que ni siquiera son las mismas aún en mellizos gemelos criados y educa dos en el mismo ambiente, observados durante veinte años, tomando como referente las imágenes que grafican el Árbol de la Vida de Darwin, la Tabla de la Evolución de la Especie Humana que se adjunta al final, y la Santa Biblia, El Sagrado Corán o los Sermones del Buda, después de su iluminación.

Todo esto, sin embargo, no es suficiente, para poder administrar a conciencia, lo que hasta ahora puedan haber leído. Porque a pesar de todo el empeño y esfuerzo que pueda haber puesto en mi tarea, es necesario ser poeta para poder y saber escoger las palabras que más vienen al caso, entre las 80 mil que tiene el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, o las más de 600 mil del Oxford English Dictionary. Y para este caso nada mejor que este poema del poeta portugués Fernando Pessoa, que refleja la situación hasta en el menor detalle:

"No basta abrir la ventana
para ver los campos y el río. No es bastante no ser ciego
para ver los árboles y las flores.
También es necesario no tener filosofía.
Con filosofía no hay árboles: hay sólo ideas. Hay sólo cada uno de nosotros, como un sótano. Hay sólo una ventana cerrada, y todo el mundo afuera; y un sueño de lo que se podría ver si la ventana se abriera. Que nunca es lo que se ve cuando se abre la ventana."

Situación que, en otros términos, se define como una interferencia sensorial que afecta deformando nuestra percepción de la realidad, a la conclusión que llegamos sobre ella, y -lo más importante- la conducta de respuesta que le damos que resulta en una de las muchas formas de prejuicio, como una generalización o un error de identificación, que puede llevar a mucha gente, insegura de sí misma, a la hipocresía o al fanatismo. Por eso, antes de iniciar la administración de lo que están leyendo, es necesario estar seguros que no están sufriendo de alguna interferencia sensorial que afecte y deforme su percepción de la realidad.

Una de las graves interferencias -quizás la más grave de todas puede ser la interferencia que produce una cultura, como la describe Ludwig Wittgenstein en su libro “Luz y Sombra" PRETEXTOS. Valencia. España, 2006 págs. 55 y sgtes: "Si se compara con la luz blanca el ideal puro espiritual... (EI referente)... los ideales de las diversas culturas pueden compararse con las luces de colores que surgen cuando la luz pura aparece a través de cristales de colores. Imagínate un ser humano que desde su nacimiento vive siempre en una estancia en la que la luz entra sólo a través de cristales rojos, éste quizá no se pueda imaginar que haya otra luz que la suya (la roja), considerará la cualidad roja como esencial a la luz, en cierto sentido no notará en absoluto la rojez de la luz que lo rodea. En otras palabras: considerará su luz como la luz y no como un tipo especial de turbiedad de la única luz (pues eso es en realidad) Pero dado que su espacio no es el espacio sino sólo una parte -delimitada por el cristal rojo- del espacio, sólo con que se mueva chocará inevitablemente con el límite de ese espacio… Se puede decir, pues: el ser humano importante, siempre tiene que habérselas de algún modo con la luz (esto lo hace importante), si vive en medio de la cultura tiene que habérselas con la luz coloreada, si llega al límite de la cultura ha de enfrentarse a ella y, entonces, es ese enfrentamiento, su tipo + su intensidad lo que nos interesa de él, lo que nos conmueve de su obra".

El propósito de este ensayo es postular la tesis que -en el Perú de 2019- ya hemos llegado a ese límite y sin embargo no damos señal alguna de reaccionar de una manera que corresponda a la magnitud de la realidad que enfrentamos hoy:

Entre los años 1980 y 2000 la población del Perú sufrió una lucha fratricida predecible que - sumados los de ambos bandos- causó 69 mil muertos. Entre los años 2000 y 2009 (en la mitad del tiempo que la lucha fratricida) los heterosexuales del Perú han violado por la fuerza a 68 mil mujeres (4 de cada 5 menores de edad) y 75% de ellas víctimas de sus propios familiares, parientes o amigos de la familia, que han sido proclamados campeones sudamericanos de violación de mujeres y clasificado como lo 16 más violadores del mundo, en la misma ubicación que la desconfianza de la población en los políticos peruanos de esa época. En los años 2017-2018, además, el Perú se ha clasificado, como uno de los once países más corruptos del mundo y según los Informes sobre la Felicidad Mundial de 2013 y 2017 (su adopción para la elaboración de todas las políticas públicas de Estado ha sido recomendada por Resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas a todos los países miembros de dicha organización). La población del Perú es la menos feliz de la de todos nuestros vecinos limítrofes y está en el tercio menos feliz del continente. La diferencia entre el 20% más rico y el 20% más pobre de la población en 2012 (Cuando América Latina era la zona del mundo con la mayor diferencia entre la población, el orden de diferencia en los países de esta zona era: 1º (el mayor) Ecuador, 2º Brasil y 3º Perú.

 Hoy América Latina ya no es la zona del mundo con la mayor diferencia en el mundo, sino la segunda, después de los países africanos al Sur del Sahara; y el orden de la diferencia en los países de la región también ha variado. Ecuador sigue siendo el primero, pero Perú ha desplazado a Brasil al tercer lugar para ocupar el segundo lugar con los colores de la camiseta rojiblanca. Y toda esta situación, ante la indiferencia de la población que nadie logra conmover y en la que nadie está dispuesto a enfrentar como un problema cultural. En las palabras que una vez escuché del, entonces, Coronel José del Carmen Marín: Primer Director del Colegio Militar "Leoncio Prado" y después General, fundador del Centro de Altos Estudios Militares (CAEM), “estamos alimentando de motivos el arsenal de la violencia contra la población vencida por la holgazanería cívica y la indiferencia ciudadana. Éste es el momento de mostrar una reacción y el lugar es aquí.”

 Este es el propósito de este libro, y por eso la necesidad de pedir el apoyo de una gran pintora que es como una hermana, y de muchas personas, que más adelante se va a explicar cómo y demostrar para qué. Muchas gracias por su atención. Sigan adelante y sean bienvenidos a estas páginas abiertas de par en par para todos los ciudadanos libres, trasparentes y responsables con los demás miembros de cada comunidad que compartimos en el hogar, la familia, el vecindario, la ciudad, el país y un mundo que se ha abierto al cosmos, al enigma del infinito y la eternidad.

El siguiente desafío es el de nuestra reacción ante la necesidad de administrar este enfrentamiento al responder, primero con un patrón de conducta (o fractal) tipo Antonio el famoso mercader de Venecia, para eludir el dilema creado por su abrumadora y humillante prepotencia con los inmigrantes que habían buscado refugio en su patria:

"En verdad, no sé porque me siento tan triste. Me cansa sentirme así y ustedes me dicen que los aburro.
 Pero
mo me vino, me encontró o atrapó, de qué material está hecho, de dónde me ha nacido, aún estoy por saber.
 Esta tristeza
me ha hecho
tan tor
pe que me cuesta trabajo reconocerme
 
en quien me siento ahora"
 
(William Shakespeare, "EI Mercader de Venecia”. Acto 1, Escena 1)

Cinco siglos más tarde, Pablo Neruda sentiría algo, no igual pero, fisio-neuro- y sicológicamente, equivalente:

"Y fue a esa edad... Llegó la poesía a buscarme. No sé, no sé de dónde salió de invierno o río. No sé cómo ni cuándo, no, no eran voces, no eran palabras, ni silencio, pero desde una calle me llamaba, desde las ramas de la noche, de pronto entre los otros, entre fuegos violentos o regresando solo, allí estaba sin rostro y me tocaba. Yo no sabía qué decir, mi boca no sabía nombrar, mis ojos eran ciegos, y algo golpeaba en mi olmo, fiebre o alas perdidas...” (Pablo Neruda, "La Poesía")

Hamlet, el trágico príncipe de Dinamarca, dio un paso más adelante en la eternidad, en su monólogo más conocido:

"Ser o no ser, esa es la cuestión. Si es acaso más noble sufrir los flechazos y hondazos que recibimos de la atroz adversidad o levantarse en armas contra un mar de problemas y enfrentarlos para ponerles fin..... Morir, dormir, tal vez soñar. Claro, allí está el obstáculo.... debe hacernos dudar... Es así que la conciencia de nuestros actos nos vuelve cobardes. Y así el tinte natal de nuestra resolución se enferma con el pálido matiz del pensamiento y empresas de gran envergadura y ocasión muy grande, tuercen el sesgo de su corriente hasta perder el nombre de acción.” (William Shakespeare, "Hamlet, Príncipe de Dinamarca". Acto 111, Escena 1).

Pero el dilema de Bruto ante el deseo de César, su amigo, de coronarse emperador, no es menor ni menos trágico:

"Desde que Casio por primera vez me instigó contra César, no he dormido. Entre el primer impulso hacia algo horrendo y su culminación, el ínterin es como una visión, un sueño horrible. Los agentes de muerte conferencian con el genial y el estado del hombre como un pequeño reino, sufre entonces los síntomas de una insurrección...” (William Shakespeare "Julio césar", Acto 11, Escena 1)

Para luego justificar su conducta así:

"¡Romanos, compatriotas, amigos todos! Escuchen mis argumentos en silencio para poder oír. Por mi honor créanme y para creerme respétenme por mi honor. Censúrenme a su buen juicio y alerten a sus facultades corporales para poder juzgar mejor. Si hay en esta asamblea algún querido amigo de césar, a él le digo que el amor de Bruto por César no fue menor que el suyo. Si ese amigo pregunta entonces por qué Bruto se alzó contra césar, ésta es mi respuesta: no fue porque amara menos a César sino porque amaba a Roma más. ¿Preferirían que César viviera y morir todos como esclavos, a que César haya muerto para vivir como hombres libres? Porque César me quería, lo lloro; porque fue afortunado en sus empresas lo celebro; porque era valiente lo honro; pero porque era ambicioso lo maté. Tengo lágrimas para su amor, alegría para su fortuna, el honor para su valor y muerte para su ambición. ¿Quién hay aquí tan bajo que quisiera ser siervo? Si hay alguno que hable, porque a él he ofendido. ¡Quién hay aquí tan vil que no ame a su país! Si hay alguno que hable, porque a ese lo he ofendido. Hago una pausa esperando una réplica" (W.S. "Julio César" Acto 111, Escena 1).

Nadie respondió, pero la tragedia fue que Bruto se suicidó para evitar ser ejecutado por Marco Antonio. Siglos más tarde volvemos a Pablo Neruda, para completar el ciclo entre las palabras que están leyendo de una manera más feliz, reanudando las que interrumpimos más arriba, para seguir el hilo hasta el fin:

" me fui haciendo solo, descifrando aquella quemadura, y escribí la primera línea vaga, vaga, sin cuerpo, pura tontería, pura sabiduría del que no sabe nada, y vi de pronto el cielo desgranado y abierto, planetas, plantaciones palpitantes, la sombra perforada, acribillada por flechas, fuego y flores, la noche arrolladora, el universo. Y yo, mínimo ser, ebrio del gran vacío constelado, a semejanza, a imagen del misterio, me sentí parte pura del abismo, rodé con las estrellas, mi corazón se desató en el viento." (Pablo Neruda, "La Poesía")

Hoy, me gusta pensar, siento y sé que es verdad, porque lo he podido comprobar marcando casi cada requisito, que yo ya he vivido y casi soy el hombre del poema de R. Kipling:

“Si”

"Si puedes mantener en su lugar la cabeza cuando todos a tu alrededor han perdido la suya y te culpan de ello. Si crees en ti mismo cuando todo el mundo duda de ti, pero también dejas lugar a sus dudas. Si puedes esperar y no cansarte de la espera; o si, siendo engañado, no respondes con engaños, o si, siendo odiado no te domina el odio. Y aun así no pareces demasiado bueno o demasiado sabio. Si puedes soñar y no hacer de tus sueños tu amo; Si puedes pensar y no hacer de tus pensamientos tu único objetivo; Si puedes conocer el triunfo y la derrota, y tratar de la misma manera a esos dos impostores. Si puedes soportar oír toda la verdad que has dicho, tergiversada por malhechores para engañar a los necios. O ver cómo se rompe todo lo que has creado en tu vida, y agacharte para reconstruirlo con herramientas maltrechas. Si puedes amontonar todo lo que has ganado y arriesgarlo todo a un solo lanzamiento y perderlo, y empezar de nuevo desde el principio y no decir una palabra sobre tu pérdida. Si puedes forzar tu corazón y tus nervios y tus tendones, para seguir adelante mucho después de haberlos perdido, y resistir cuando no haya nada en ti salvo la voluntad que te dice: "¡Resiste!".

Si puedes hablar a las masas y conservar tu virtud o caminar junto a reyes, y no distanciarte de los demás. Si ni amigos ni enemigos pueden herirte. Si todos cuentan contigo, pero ninguno demasiado. Si puedes llenar el inexorable minuto, con sesenta segundos que valieron la pena recorrer.

Tuya es la Tierra y todo lo que hay en ella, y, lo que es más, serás un hombre, hijo mío."

________

Sin embargo, esto no es sino la mitad del camino por recorrer, en la interacción del lector con los estímulos que ha percibido de la lectura de esta parte de este ensayo sobre el libro, libre de toda interferencia sensorial en la lectura. El paso siguiente es iniciar la administración eficiente de la información que ha recibido del autor del texto escrito de quien no sabe sino su nombre y que lo que está escrito se presume ser verdad. El libro tiene, además dos anexos que respaldan y completan la información proporcionada por el autor del texto, ambientado por las pinturas de la coautora y otras imágenes recogidas por el autor mientras rodaba por el mundo en litigios, tribunales, estudios, trabajos de campo y proyectos de cultura ciudadana y/o reforma judicial. Uno de los dos anexos contiene textos, imágenes y trabajos escritos por el autor u otros, que de alguna manera son relevantes al contexto o a la secuencia en los que desarrollaron los hechos, acontecimientos o situaciones que se refieren al desarrollo del proceso de evolución que es la tesis que propone esta introducción y el libro. El otro anexo contiene una selección de la información procedente de Informes e Índices de Referencia nacionales, regionales y globales sobre el desempeño de cada país y de cada sector del país, que de algún modo afectan la vida ciudadana. La última parte del libro contiene una abundante bibliografía de consulta para entender mejor y con mayor profundidad la experiencia vivida por el autor, pero que -en su mayoría- el autor recién leyó, estudió a fondo y analizó en detalle, después de haber vivido las experiencias que ha descifrado y traducido a un lenguaje familiar, evitando abstracciones conceptuales y tecnicismos sino sólo en los casos que era esencial hacerlo dada su importancia.

Pero ¿Cómo responder al desafío de una comunidad cuya Competitividad en el año 2018 ha sido ubicada por debajo del promedio mundial en la posición 72 de un total de 137 países, pero que- por otra parte está calificada como una de las 11 más corruptas del mundo; que entre los años 1980 y 2000 sufrió un conflicto interno predecible que causó, en 20 años, 69 mil muertes; y entre el año 2000 y el 2009- en la mitad del tiempo- en 10 años- los heterosexuales violaron a 68 mil mujeres, 4 de cada 5 menores de edad y 75% víctimas de familiares, parientes o amigos de la familia [Pero que un Tribunal de Honor, elegido por los políticos firmantes de un Pacto Ético-Democrático durante un proceso electoral, mientras toleraba las burlas contra un candidato homosexual quien respondió a las burlas diciendo que, por lo menos él no maltrataba a su madre, dicho Tribunal de Honor, exoneró su jurisdicción y al acusado de maltrato de toda responsabilidad, dado el hecho que el maltrato doméstico no era materia del Pacto Ético -aunque tampoco era de su jurisdicción la homofobia que si toleró. Y cuando, en otra ocasión, uno de los miembros del Tribunal de Honor elegido por unanimidad, expresó su intención de emitir un voto disidente del voto - no motivado- de la mayoría fue informado de un acuerdo aprobado por la mayoría, para el que no había sido convocado ni notificado después- que prohibía la emisión de votos disidentes del voto de la mayoría. La población del Perú es la menos feliz de las poblaciones de sus países limítrofes y está en el tercio menos feliz de las poblaciones del continente. La diferencia entre el 20% más rico y el 20% más pobre de la población es la segunda mayor después del Ecuador. Pero a nadie le interesa escuchar la opinión de un especialista reconocido a nivel mundial que ha hecho un voto de castidad política que ha confirmado con un acto de castración (también político, pero no cívico) en el ejercicio de sus derechos y en el cumplimiento de sus deberes ciudadanos, de los que es parte este ensayo cívico, que a su vez es parte de un libro científico de esta naturaleza. Pasen adelante, este es mi cuerpo....


                                                                                       (SEGUNDO TIEMPO)

                             EL DERECHO INTERNACIONAL PRIVADO ANTE EL FANATISMO ADMINISTRATIVO O JUDICIAL

¿Pueden una entidad estatal y una corte de justicia de la república abolir una norma de Derecho Internacional Privado, parte del libro X del Código Civil, motivadas porque contradice un artículo de la Constitución del Estado? La respuesta y los hechos han demostrado que sí se ha logrado hacer, con impunidad. El propósito de esta segunda parte es demostrar cómo ambos –con inocencia- han incurrido - por pre-juicios- en el serio delito de prevaricato, debido a la interferencia sensorial de una fuerte cultura machista y homofóbica para la que no estaban preparados ni entrenados a enfrentar con éxito.

Vamos a examinar la situación para corregir los errores y defender la inocencia que debemos presumir y proteger en la sana ignorancia consiente de los miembros de ambas, subliminalmente derrotados por argumentos fuera de contexto o en otra secuencia que la que les corresponde porque flotan en el sub-consciente colectivo, exonerados de la ley de gravedad de otro universo bio-fisio-neuro-sico-socio-cultural, a la deriva.

1. El primer error es olvidar que todo acto, hecho o evento en la naturaleza física están condicionados por el contexto dentro del cual ocurren y en la secuencia que tuvieron lugar.

2.- El segundo error es que, a pesar de los esfuerzos, no se ha logrado corregir, presumir que una norma legal, aún una norma constitucional- tiene sólo las dos dimensiones de la página en la que está impresa en el texto respectivo y seguir esas coordenadas para aplicarlas a la vida real, que tiene cuatro dimensiones (alto, ancho y fondo sujetos a la tiranía temporal, que es un invento opcional del hombre, para determinar un "antes" y un "después" en la eternidad que vivimos, hasta la muerte, que no tiene un "después" para nuestros sentidos ni el cerebro, Pero si un "aquí" en el infinito, para nuestras "cenizas, humo y nada" de nuestra vida)

3.-EI tercer error -que a pesar de mis esfuerzos durante más de cincuenta años no he podido corregir- es presumir que explicando desde una cátedra universitaria la naturaleza de una norma legal los alumnos puedan entender -en tres dimensiones, como las de una aula académica o el escenario de un teatro- que hay cosas que tienen sentido y hay otras que no, porque son una insensatez. Y

4.-EI cuarto error - que hasta ahora me derrota, una, y otra, y otra y otra vez más- es el no poder comunicarme con nadie que no quiera sólo oírme, sino escuchar que una norma legal no es una hoja de papel ni una conferencia académica, sino un pedazo de nuestra vida suelta que cae en manos de otros seres humanos, que deciden por nosotros lo que ellos han leído sin entender de una norma general en abstracto que se aprueba y aplica, en cada caso, dentro de contextos diferentes, en distintas secuencias, cada individuo en otro nivel de conciencia que el de su vecino y mirándolo desde por lo menos cinco perspectivas que son individuales en cada ocasión. Este es el contexto que debemos tener en mente para empezar a tomar conciencia de las opciones que cada uno de nosotros tiene en todo momento frente a una norma constitucional del Perú que establece que el matrimonio es la unión de un hombre y una mujer. La secuencia de este caso empieza cuando un primo hermano mío- que bien podría ser un extraño que me pide que le absuelva una consulta-, catorce o quince años menor que yo, economista y profesor universitario, después de tener varias enamoradas y consultar con varios psicólogos, descubre, toma conciencia, acepta que es homosexual y decide - no negar ni ocultar o huir de su realidad sino enfrentarla y reaccionar ante la adversidad, obstáculos y dificultades por los prejuicios que despierta en una población notoriamente machista y violentamente heterosexual como lo comprueba el alto número de violaciones de mujeres menores de edad entre el año 2000 y el 2009 que sumaron 68 mil, 4 de cada 5 de ellas menores de edad y empleando la fuerza, por familiares, parientes o amigos de la familia. Tengo entendido, pero no estoy seguro, que este primo mío fue, si no el fundador uno de los fundadores de la asociación peruana de homosexuales, lesbianas y transexuales. Y el hecho fue que, debido al trágico antecedente de un muy querido tío carnal, pero de mi otra rama familiar, la paterna, que fue asesinado por su pareja, se despertó mi curiosidad por entender esta "anormalidad", hacia la que nunca he sentido hasta hoy ninguna inclinación, pero sobre la que tampoco he querido tener ningún prejuicio por falta de información. Y esto es lo que encontrado sobre ella hasta la fecha: 1° La homosexualidad no es una opción voluntaria, no sólo en la especie humana sino en otros mamíferos; o en el caso de heterosexuales prostituidos y degenerados. 2° La homosexualidad es incurable, pero no es contagiosa ni dañina, salvo psicológicamente para los homosexuales víctimas de la homofobia de muchos heterosexuales, prejuicioso o muy ignorantes.

4.- Con estos antecedentes y dada su brillantez intelectual mi primo Óscar completó su educación profesional en el extranjero, donde hizo amigos y encontró trabajo - por sus propios méritos y la casualidad de encontrar una vacante -sin absolutamente ninguna intervención de mi parte -ni siquiera un consejo- y sin mi conocimiento, porque no obstante ser el primo mayor él siempre ha sido muy independiente al tomar sus decisiones- en la misma universidad -La Universidad Nacional Autónoma de México- donde yo también encontré mi primer trabajo el regresar a Lima después de terminar mis estudios e investigación, de posgrado, en la Universidad de Cambridge, Inglaterra. Buen tiempo después, y ya establecido como residente permanente domiciliado en México donde domicilia hasta la fecha y es reconocido internacionalmente, conoció a Fidel, su actual cónyuge en México, donde el matrimonio entre. Personas del mismo sexo está permitido y legislado por la ley mexicana. Cumpliendo con los requisitos esencia- les que exige la ley mexicana contrajeron matrimonio. Pero él decidió también regularizar su situación en el Perú, de acuerdo a los dispositivos del libro X del Código Civil en el Perú, para lo cual, en uno de sus viajes a Lima recurrió a la RENIEC, que le denegó la inscripción y él recurrió a un juzgado de primera instancia que sentenció ordenando a la RENIEC inscribir el matrimonio, saliendo la noticia publicada en primera plana del diario El Comercio. La RENIEC apeló de la sentencia del Juez de primera Instancia ante la Sala Civil de turno en la Corte Superior de Lima, que revocó la sentencia de primera Instancia amparada en el artículo de la Constitución- que sólo se aplica en el Perú y el demandante recurrió al Tribunal Constitucional sosteniendo como argumentos la aplicación criterios de interpretación inadecuados tanto al fondo mismo del dilema en cuanto a la jerarquía de la norma, como en cuanto al sentido de la norma procesal inadecuada a la naturaleza del caso por una deficiencia en la libertad para el uso de su criterio discrecional en dos dimensiones para un caso internacional sobre el estado civil de una persona privada, que exige no sólo el largo y ancho de una página ni añadirle la profundidad de un escenario, sino la cuarta dimensión del tiempo para un caso internacional plagado de interferencias que deforman la silueta del dilema y borran la esencia pura del conflicto e impiden su solución, con un fundamento que no resiste el menor estremecimiento humano para desplomarse en palabras y deshacerse en letras que se desvanecen en los prejuicios, fobias o remordimientos de una hoja de papel estrujado en la papelera de un basural.

5.- La esencia pura del dilema consiste en dirimir si la norma peruana de derecho constitucional que define el matrimonio como la unión de un hombre y una mujer, puede impedir que si mi primo fallece, su cónyuge legítimo en México, pueda heredar sus propiedades en el Perú, para ocultar una deficiencia que constituye el delito de prevaricato, detrás de una interpretación procesal que no tiene sentido en un litigio que dentro de este contexto se inicia con una secuencia que parte del postulado que el orden de la jerarquía entre una norma constitucional, pero general debe ser el vertical, por ser constitucional. V no el horizontal en el que la norma especial (El libro X del Código Civil especial para casos con un elemento significativo extranjero debe primar sobre la norma general- en la constitución sin que el pretexto en la interpretación de una norma procesal abstracta y fuera del contexto de un proceso sobre el estado civil de las personas permita la impunidad -prepotente y abusiva de la comisión del delito de prevaricato; y mi primo, abandonar sin más trámite a su legítimo cónyuge Fidel y venir a Lima para contraer matrimonio con un mujer heterosexual y asunto arreglado, porque ambos son casados y acuerdan tolerar sus mutuas infidelidades con personas de su mismo sexo, para cumplir con las normas procesales fuera de contexto y con la jerarquía vertical que es más fácil de recordar, aunque no venga al caso y aumente el número de personas infelices por no haber entendido la fórmula lógica de la ecuación de Ulrich Klug: 51"5", ENTONCES "P", que sustituyó a los silogismos del siglo XIX, y simplificó la "Grundnorm" de Hans Kelsen para el siglo xx. “S" representa el <supuesto de hechos que deben ocurrir (dentro de un contexto concreto -no abstracto- y en una secuencia específica no en general- para crear una situación definida e identificada por el juzgador a la que se aplica la ley en una sentencia motivada por argumentos que la sustentan y fundamentos que la respaldan contra la contundencia de una tormenta en pleamar y la furia de un huracán en mar abierto.

6. Pero, el asunto es otro desde, por lo menos, el siglo XIX. En una situación muy diferente, ese fue el caso de so de Flora Tristán, abuela de Paul Gauguin, que pudo quizás haber afectado el futuro del pintor. Como afectó en el reverso de la moneda, el futuro de su tía y mi tía bisabuela "La Monja Gutiérrez. Veamos como:

7.-EI ordenamiento legal peruano tiene normas de diversa categoría en la cumbre de las cuales se yergue- como una bandera- la constitución del estado. Debajo de la constitución está el segundo nivel que ocupan los códigos, separados en ramas (civil, penal, etc).Por debajo de ellos están las leyes que aprueba el congreso de la república. Debajo de las cuales están los decretos y resoluciones que dictan los diferentes sectores de la administración pública, todas las que son como un castillo de nai pes que sostiene la conducta (o cultura) que determina la población de seres humanos libres que buscan la felicidad. (En el siglo XX Hans Kelsen la llamó la Grundnorm, que servía de base a su manoseada e incomprendida pirámide que los abogados convirtieron en un monumento arqueológico y a la justicia en una esfinge inescrutable en su abstracción conceptual desprovista de vida, que es lo único que es, como la evolución natural del instinto de conservación, reorganizado en las primeras civilizaciones de Sumeria (Urnamú y Hammurabi) y Canaán (Moisés y Jeremías).

En el Perú, hay una parte del Código Civil que se dedica a regular estos casos (El libro X) que establece la igualdad de derechos para nacionales y extranjeros y la ley aplicable para cada uno de ellos con un criterio que modifica, en parte, el antiguo Código Civil de 1936 y los tratados inter nacionales suscritos antes, el primero en Lima en 1875, los dos siguientes en Montevideo, también en el siglo XIX. En 1928 en La Habana al aprobar el texto del Código Bustamante, y al crearse La Organización de Estados Americanos (la OEA) los acuerdos aprobados por las Conferencias Interamericanas de Derecho Internacional Privado, ninguno de los cuales es, sin embargo, aplicable a México. El Código Civil de 1984, actualmente vigente en el Perú establece que el estado (soltero, casado, divorciado) y capacidad civil (menor o mayor de edad, capaz o inca- paz mental), se rigen por la ley del domicilio (no la de la nacionalidad) de las personas, aunque las personas abandonen ese domicilio y vengan a domiciliarse en el Perú.

Así la población musulmana que vive en el Perú y con contrajo matrimonio - potencial o efectivamente polígamo mientras domiciliaba en un país musulmán- con más de una mujer (en la práctica se han reducido mucho) las autoridades del Perú no tienen otra opción que reconocer ese matrimonio y la legalidad de su carácter polígamo. Más aún, otro artículo establece que los requisitos esenciales para contraer matrimonio, también se rige por la ley del domicilio. Esto no quiere decir, de ningún modo que la ley peruana en el Código Civil, dé carta blanca para que cualquier persona viaje al extranjero - a México, en este caso-y haga lo que le dé la gana con su vida. Porque hay dos requisitos que los contrayentes deben cumplir- tanto en México como en el Perú. El primero de ellos es que el domicilio de las personas en el lugar de matrimonio debe ser efectivo y no un domicilio de conveniencia para eludir la ley de otro país. (Lo que no se da en este caso donde uno de ellos es natural y domiciliado en México y el otro-mi primo-reside y trabaja en México desde ya hace años como investigador y docente en la Universidad Nacional Autónoma de México).

El otro requisito es que la ley extranjera no viole el orden público nacional que, en este caso, no viola. Porque la constitución no prohíbe el matrimonio de un homosexual y una lesbiana si los dos son uno, hombre y la otra mujer. Más aún no prohíbe, ni anula o es causal de divorcio si uno de los cónyuges es homosexual, lesbiana o transexual, si el otro ya lo sabía antes de casarse. La homosexualidad en cualquiera de los dos sexos no es causal de divorcio ni tampoco de nulidad, sino el engaño.

7.- No está demás borrar las falsas apariencias de un mito cultural grosera y abusivamente deformado y una historia familiar mía que subliminalmente pueden haber sido o ser prejuzgadas con arbitrariedad. La primera se refiere a la arbitraria asociación de la destrucción de la más que ciudad, pueblo o región de Sodoma con la homosexualidad. El episodio de los homosexuales que querían acostarse con los ángeles que eran huéspedes de Lot no dura más de una hora cuando uno de ellos saca un rayo de luz que y los vuelve ciegos. Los mata a todos. Ves lo que aparece en primera fila de la mente de todos los cristianos holgazanes y prejuiciosos que repiten en dos dimensiones todo lo que les dicen sin enter ni haberlo visto y no sienten la curiosidad de leer la

Biblia y comprobar que la maldad de Sodoma no fue esa niñería de homosexuales borrachos en un pueblo chico de un valle muy hermoso que a muchos les hacía recordar la fertilidad de las tierras de Egipto, sino de doce años de corrupción política por los caudillos locales. En los evangelios, en especial en el de Mateo, cuando Jesús de Nazaret, el galileo envía a sus discípulos a predicar su mensaje, los instruye sobre la difusión de su doctrina y les dice, que si en algún pueblo no los quieren recibir ni escuchar, ese pueblo va a recibir un castigo peor que el de Sodoma y Gomorra. De otra parte, en el libro del profeta Isaías la referencia al castigo a Sodoma y Gomorra no menciona ni una palabra sobre la homosexualidad que recién fue prohibida en el libro de Levítico (y no hay ningún otro caso de homosexualidad ni de castigo a ningún homosexual en la Biblia)- sino al de la indiferencia de los gobernantes ricos y corruptos que se hartaban celebrando banquetes que duraban varios Olas-mientras los pobres no tenían qué comer (guardando una sorprente semejanza con la conducta de Job, que no es el reputado "paciente" de la leyenda sumeria original, sino más el Ciudadano Kane" del poema -o segunda parte- durante el siglo de Pericles (mucho después de Isaías por supuesto] que hubiera llenado los requisitos para- ser destruido en Sodoma o Gomorra, al despertar de la conciencia en la especie humana.

8.- El enigma se yergue ante nosotros ¿ Puede un norma constitucional, pero de carácter general, abolir de plano las normas especiales del libro X del Código Civil, que se refieren, todas, a casos o situaciones, en las que uno de sus componentes significativos está vinculado a un país extranjero? El dilema está claro desde el siglo XX: ¿La Constitución o el Libro X del Código Civil? La situación no es la de un callejón sin salida, porque la realidad no es lo que parece, sino lo que es. Y la jerarquía de las normas no la establece siempre, ni poderla establecerla nunca una jerarquía vertical. Lo que no es una novedad, porque se remonta a la Ética a Nicómaco de Aristóteles, a las Cortes de la Chancery para la Equity del Derecho Inglés en la Edad Media, que no es un problema de equidad sino de Ética que desborda todos los fanatismos y prejuicios para restablecer el orden natural de las cosas -sin otro dogmaque el cambio permanente que viven el hombre y su entorno, que registra la ciencia desde Heráclito, Copérnico, Newton, Hobbes, Darwin, Freud, Marx, Jung, así como Moisés, Jesús de Nazaret, Confucio, el Buda, Laotzé, Mahoma, Einstein, Crick, Hawkings y siguen. Es así que la jerarquía de las normas la tiene que establecer en muchos casos un plano horizontal en el que una norma o casos que por su naturaleza son especiales -como en el Derecho Internacional Privado, cuando la "ratio decidendi" del caso tiene una raíz que en su esencia es internacional, en un asunto sobre el estado civil de las personas en la que no está envuelto como en un divorcio- ningún componente pecuniario. La secuencia del proceso fue clara: ante la negativa de RENIEC a registrar el matrimonio, y con ello cometer (por inocente ignorancia o inseguridad fruto de su ignorancia) el delito de prevaricato, el afecta do recurrió al juez de primera instancia que ordenó la inscripción del matrimonio, y el diario IIEI Comercio" publicó en primera plana con una fotografía de la pareja. RENIEC apeló y el caso fue visto por una de las salas civiles de la Corte Superior de Lima, que en un laberinto de jerarquías inadecuadas y normas procesales fuera de contexto, revocó la sentencia de primera instancia y el caso está pendiente des de hace meses en el Tribunal Constitucional desbordado de reclamos. En una situación en la que la homofobia criminal y el fanatismo formalista -ambos fruto de una inseguridad personal- no sólo gozan de próspera impunidad, sino celebran triunfos, no puedo cerrar los ojos, ponerme tapones en los oídos, guardar silencio y quedarme callado. Este soy yo. Sigan leyendo o escuchando para completar la explicación que les va a permitir entender lo que estamos viviendo y encontrar una respuesta que los va a hacer sentirse de nuevo libres y felices de ser lo que quieren ser.

-----------------------------

* Miembro Titular de la Sociedad Peruana de Derecho Internacional.









DESTACAMOS LA PARTICIPACIÓN DEL PRESIDENTE DE LA SPDI EN LA CONMEMORACION DEL BICENTENARIO DE JOSÉ GÁLVEZ EGÚSQUIZA

Escrito por spdi 09-04-2019 en Bicentenario. Comentarios (0)



La Asociación Bicentenario 2021, el Colegio de Abogados de Lima y la Benemérita Sociedad Fundadores de la Independencia - Vencedores del 2 de mayo de 1866, realizaron un evento para conmemorar el Bicentenario del natalicio del benemérito de la patria José Gálvez Egúsquiza (1819-1866), con la finalidad de resaltar los aportes del jurista y patriota, cuya muerte heroica selló la independencia del Perú.

Este evento contó con la participación del Presidente de la SPDI, Embajador Oscar Maúrtua de Romaña, así como del Doctor Carlos Ramos Núñez, Magistrado del Tribunal Constitucional; Doctor Raúl Chanamé Orbe, Magistrado del JNE y Presidente de la Asociación Bicentenario 2021; Contralmirante Julio Pacheco Gaige, Presidente del Fuero Militar Policial; entre otras destacas personalidades. 

El acto académico se desarrolló el día jueves 4 de abril en el auditorio José León Barandiarán del Ilustre Colegio de Abogados de Lima.